Semana Santa en los Caminos de Pasión de Andalucía

0

Un viaje que recorre 8 municipios de Andalucía, vértebras de una misma columna llamada Caminos de Pasión, una ruta histórico-cultural que acerca al viajero curioso, alérgico a los tópicos y los clichés, a la tradición más auténtica, a las costumbres (sociales, artísticas, gastronómicas) que rodean esos días trascendentales para el Catolicismo; los de la Semana Santa.

En Puente Genil, los rostrillos y las saetas marcan la diferencia. En Lucena, los pasos salen a hombros de hombres con la cara descubierta: son los santeros, que mantienen viva la costumbre, nacida al calor de la necesidad de no ser confundidos con los judíos, que tuvieron en esta localidad una de sus comunidades más florecientes, no en vano se la llama ‘La Perla de Sefarad’.

Los coliblancos y colinegros de Baena hacen que cielo y suelo tiemblen durante horas al ritmo de sus tambores, que remedan el griterío de las turbas que acompañaron a Jesús, el Cristo, en su último deambular terrenal. En Priego de Córdoba el Viernes Santo es, precisamente, eso, tumulto callejero, un echarse a la calle de paisanos y visitantes, que acompañan, por miles al Nazareno y a la Virgen hasta el Calvario, donde se bendicen los hornazos con los que luego se recuperan las fuerzas.

Viernes Santo en Priego de Córdoba, Caminos de Pasión, Andalucía

Colinegros en la Semana Santa de Baena, Caminos de Pasión, Andalucía

Típicos de estas fechas son también la alboronía y los pestiños, el potaje comino y la naranja aliñada con aceite de oliva virgen extra, todo un despliegue gastronómico de recetas populares y productos de la tierra.

En Alcalá la Real se ha recuperado la tradición de los altares familiares; en Carmona, lo habitual es recorrer los sagrarios el Jueves Santo, el único día del año que se pueden visitar los que se sitúan en los conventos de clausura que aún quedan en esta localidad singular.

 En esta época de vacío, de búsqueda de sentido y raigambre cabe preguntarse si las experiencias de los Caminos de Pasión de Andalucía no servirían para despejar algunas incógnitas sobre nosotros mismos, como individuos y sociedad. Que no sea por no intentarlo. Las puertas están abiertas y siempre hay un plato, una historia personal, una tradición única y una uvita preparada para que todo entre mejor por donde siempre, por el estómago, los ojos y el corazón.

 Si quieres saber más sobre los Caminos de Pasión de Andalucía, no te pierdas el reportaje En cuerpo y alma.

Procesión de Semana Santa en Puente Genial, Caminos de pasión, Andalucía.