La Semana Santa de Osuna y el Cristo de la Vera Cruz

0

Osuna forma parte de los Caminos de Pasión de Andalucía y su Semana Santa se diferencia por la calidad de sus tallas, entre las que destaca el Cristo de la Vera Cruz, gótica, del siglo XVI, y una de las más antiguas de cuantas procesionan en Andalucía. 

La Villa de Osuna es una de las más monumentales de la provincia de Sevilla. Su esplendor se lo debe a los Téllez Girón, ambiciosos nobles que escalaron de condes a duques y levantaron, entre otros, la Colegiata de Osuna, considerada por muchos la catedral más pequeña del mundo. Tanto fue su poder que el panteón familiar consiguió el sobrenombre de ‘Escorial chico’.

La Semana Santa de Osuna se distingue por la solemnidad de las salidas, la participación popular (hay cerca de 1.000 nazarenos en una localidad de alrededor de 17.000 habitantes) y la calidad de sus tallas, una de las tradiciones, junto con la del cordobán, que distinguen la artesanía ursaonense.

El momento más importante de la Semana Santa de Osuna, considerada Fiesta de Interés Turístico Regional de Andalucía desde 1999, es el de la salida de Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores, en la madrugada del Viernes Santo.

La imaginería de Osuna ha sobrevivido al pasado del tiempo e incluye obras de Juan de Mena o Juan de Mora, aunque una de sus piezas más importantes es de autor desconocido. Se trata del Cristo de la Vera Cruz, realizada en madera de ácana que, según la tradición, fue traída de América por Cristóbal Colón. Es una de las tallas más antiguas que todavía procesionan en Andalucía y, aún sin salir de su capilla, resulta tan bella como conmovedora.

Detalle del Cristo de la Vera Cruz de Osuna, en Sevilla.

Monaguillo en una procesión de Semana Santa en la villa de Osuna, Sevilla.