Jueves Santo de la Semana Santa de Carmona

0

El Jueves Santo es el  día del año en el que los conventos de clausura de Carmona abren sus puertas según la tradición centenaria de Montar el Monumento. 

Sagrario iluminado en Jueves Santo en un convento de clausura de Carmona, Sevilla

La tradición de iluminar y mostrar los Sagrarios durante el Jueves Santo de Carmona se conoce como ‘Montar el Monumento’.

El Convento de Santa Clara es el más antiguo de Carmona, una de las localidades más singulares de Sevilla, integrada en la ruta de los Caminos de Pasión de Andalucía. Junto al de las Descalzas y el de la Madre de Dios, abre sus puertas el día del Jueves Santo, para que todos los carmonenses y visitantes puedan visitar los sagrarios de iglesias y conventos, una tradición que se mantiene muy viva y que aviva el dicho según el cual “Hay tres días en el año que brillan más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y Día de la Ascensión”.

Aunque se organizan otras jornadas especiales en las que también se abren los principales monumentos del patrimonio religioso de Carmona, la tradición indica que el día clave sea el Jueves Santo cuando, además, los sagrarios se decoran de manera especial, tarea conocida como Montar el Monumento.

La Semana Santa de Carmona también es reconocida por la talla del Santísimo Cristo de la Amargura, considerada la más antigua de autor conocido –fue realizada en 1521 por Jorge Fernández Alemán- que procesiona en Andalucía. Pertenece a la Hermandad de la Amargura de la Parroquia de San Felipe. De fechas cercanas es el Cristo de Osuna, hecho en madera de ácana, aunque de autor desconocido.

Cirios en una iglesia de Carmona