Convento de San Esteban de Salamanca, razones para una visita

0

El Convento de San Esteban, en Salamanca, es fundamental en la Historia de la ciudad, en la de España y en la de América.

Entre todas las visitas que se pueden realizar a Salamanca, destaca, sin duda alguna, la del Convento de San Esteban. Para los escépticos, he aquí un puñado de razones por las que traspasar la fachada de la iglesia y pasar una tarde entera deambulando por su claustro.

1.      El edificio del Convento de San Esteban está catalogado como Monumento Nacional.

Destaca, claro, la fachada de la iglesia, que parece un tapiz de piedra, pero también hay que señalar su escalera principal, conocida como Escalera de Soto, la primera que fue construida siguiendo un principio arquitectónico revolucionario en el siglo XVI según el cual el peso del tramo superior descansa sobre los dos inferiores y no sobre las paredes de apoyo. Su autor, Gil de Hontañón. ¿Su nombre? El de su mecenas, Domingo de Soto, confesor de Carlos V.

Además, el retablo del altar mayor es “la obra más colosal de Churriguera”.

2.      En el Convento de San Esteban se fue fraguando el apoyo de los Reyes Católicos a la empresa ultramarina de Cristóbal Colón. 

Altar mayor de la iglesia del Convento de San Esteban y sepulcro de Francisco de Vitoria, dominico creador del Derecho Internacional en SalamancaParece que los monarcas Isabel y Fernando pasaban cierto tiempo con los dominicos de Salamanca porque en su Universidad, la primera de España, estudiaba su único hijo varón, el Príncipe Juan. Y gracias a ello, el prior de San Esteban, Fray Diego de Deza, pudo mediar en nombre del Almirante, que también deambuló por su claustro.

3.      Quizá por esa vinculación con el descubridor (accidental) de América, del Convento de San Esteban salieron los dominicos que fundaron la primera universidad en América. De ellos tomó también el nombre la actual República Dominicana. 

4.      En el Convento de San Esteban vivieron y estudiaron algunas de las mentes más clarividentes y revolucionarias del Renacimiento español y europeo. 

Por ejemplo, Fray Francisco de Vitoria, precursor de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional, enterrado en el Capítulo Antiguo. O Fray Antón de Montesinos, que ha pasado a la Historia como el primer predicador que defendió en discurso público, a los indígenas americanos.

A la galería de personajes ilustres relacionados con el Convento de San Esteban de Salamanca hay que añadir a una mujer revolucionaria, Santa Teresa de Jesús, la monja andarina, que llego a la ciudad del Tormes para fundar uno de sus conventos de Carmelitas Descalzas y que encontró el apoyo de los Dominicos. Todavía se conserva el confesionario que utilizaba. Por cierto, con una proyección audiovisual que merece la pena ver.

La figura de Santa Teresa, primera mujer Honoris Causa de la Universidad de Salamanca durante el rectorado de Miguel de Unamuno, ayuda a vincular el Convento de San Esteban con el de Santo Tomás, en Ávila, con uno de los dos museos de Arte oriental de España y muy visitado también, en su momento, por los Reyes Católicos y donde terminó siendo enterrado el Príncipe Juan. 

Horarios y precios de las visitas al Convento de San Esteban de Salamanca:

Todos los días de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 h. Último pase, a las 13:15 y a las 19:15.

Precio general: 3,50 €.

Precio reducido: 2,50 € para estudiantes con carnet, jubilados y grupos de más de 20 personas.

Visitas guiadas al Convento de San Esteban de Salamanca:

Del 1 de mayo al 15 de octubre, un fraile dominico realiza visitas guiadas los viernes (17:00) y los sábados (12:00 y 17:00). También se puede solicitar para grupos de más de 10 personas a través de esteformulario de contacto con el precio generalConfesionario de Santa Teresa de Jesús en el Convento de San Esteban de Salamanca